fbpx

El Amor que lleva a la Felicidad

Si te preguntara cómo se relacionan el amor y la felicidad, ¿qué me responderías?

A veces pienso que nos complicamos muchísimo la vida para ser infelices, si nos esforzáramos un poco más por amar, muchos de nuestros problemas se resolverían. Y no, no tengo la fiebre del 14 de febrero… bueno, tal vez si, pero no es por la época, estos pensamientos cursis y llenos de contenido afectivo son muy frecuentes en mi.

El punto es: cuando amas, no tienes tiempo de sentirte herido por, o de criticar al otro, sino de pensar qué lo está moviendo a actuar o decir ciertas cosas aunque sean fuertes, hirientes o groseras.

Aunque como todo es un equilibrio en la vida (o al menos eso buscamos) también es verdad que si te das tiempo de amarte a ti, también frenarás una ofensa personal y no dejarás que esos comentarios hirientes y groseros sean constantes y/o dirigidos a ti.

¿Lo habías pensado? El amor, cuando lo entendemos, equilibra todo. Seguramente has escuchado esta frase de San Agustín (y si no, de lo que te has perdido):

“Ama y haz lo que quieras.

Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor.

Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos”

Súper cursi… y súper lleno de fuerza y de razón.

¿Qué pasaría si en vez de darle tiempo al rencor, a la vergüenza, al enojo, ¡al aburrimiento!, le dieras más tiempo al amor? ¿A hacer algo para demostrar tu amor a otros o a ti mism@, para acompañar a otros en su dolor y en su alegría, para aprender cosas nuevas para, también, amar más tu profesión, a aprender un deporte para tener un pretexto para convivir más con quienes tienes más abandonados de tu presencia?

A ese amor me refiero.

¿Tienes algo para hacer para darle más espacio en el corazón al amor?

Al amor que llena, que no te quita sino que te engrandece el espíritu. A todos nos hace falta recibir un poco de ese amor y tenemos mucho para dar.

El propósito de esta semana

Hazle un espacio al amor

¿Cómo?

No en el sentido “Cosmopolitan”, sino en su más puro estilo: encuentra lugares, personas y situaciones con las que puedas ejercer tu capacidad de amar. Esta semana piensa en esa persona que no has llamado en mucho tiempo, en una causa social que te convenza y busca cómo puedes participar, en gente con la que tienes una mala relación que te gustaría enmendar, (tal vez contigo mism@)… y haz un propósito para empezar a amar más, y así acercarte a la felicidad… paso a paso.

Tip: Quiero dejarte un video que explica cómo el dinero, depende para qué lo utilices, SI puede comprar la felicidad. Chécalo aquí

 

¿Te gustó el artículo? ¡Comenta aquí abajo!

También te puede interesar:

El Programa más grande y completo de Descubre con una duración de 11 meses, con 11 módulos, llamadas grupales, sesiones uno a uno con Lore, ejercicios de movimiento, clases con especialistas, y una comunidad única que te acompaña.

¿Ya lo conoces?

¡Iniciamos cada primavera!