Culpa por no hacer nada

260

Chula,

El tema de hoy es la culpa por no hacer nada, que a pesar de sonar súper loco, nos hace sentido a todas. Culpa por no hacer nada.

Básicamente nos sentimos mal por existir. Qué jodido está eso, no? Como si el simple hecho de mantenerte con vida y convertir oxígeno en dióxido de carbono no fuera suficiente.

Venimos de un entorno que nos ha dicho muchas que tenemos que estar haciendo algo “de provecho”. Y eso se interpreta de muchas maneras. A veces desde que somos niñas entendemos que eso quiere decir ayudar en la casa, o no ver la tele, o simplemente que tus papás te vean haciendo algo para que no se enojen.

Hablemos de cómo “quitarnos” la culpa por no hacer nada:

Esto es lo que revisamos hoy:

  1. Hazte un buen lavado mental para quitarte la culpa que esta cultura te pide sentir
  2. Luego, repite este mantra frecuentemente: El ocio es la levadura de la creatividad.
  3. Elige qué cuenta como ocio para ti
  4. Date permiso y decide qué significa para ti un desenlace exitoso
  5. El ocio y el descanso no son directamente proporcionales a la intensidad de tu trabajo.
  6. Sé suave y gentil contigo misma. 

El vacío, el silencio, el existir y disfrutar tu existencia en este planeta, en este momento de la historia, en este cuerpo. Simplemente eso es razón suficiente para celebrar tu vida. Lo que hagas y logres con ella es un plus pero no olvides reconocer que el merecimiento viene con la existencia, que nadie te convenza de lo contrario.

Te invito a Emociones Educadas por última vez este año, donde podrás reconocerte en todas las fases de ti: la que crea, la que descansa y la que crea placer porque es su derecho de nacimiento. Si quieres inscribirte, te recuerdo que mañana cerramos inscripciones, puedes hacerlo en www.emocioneseducadas.com 

Me despido por hoy, te mando un beso enorme.

También te puede interesar: