fbpx

Sobre frases cliché ó dícese del verbo “repetir” lo que todo el mundo dice, solamente por convivir.

Cuando terminas una relación con tu significant other lo que menos necesitas escuchar son frases hechas, tales como:

1)    Todo pasa por algo ¡¡Vamos!! ¿Es en serio? Digamos que un ser en su infinita bondad te puso a un hombre maravilloso (o no) del cual estás terriblemente enamorada y un día ese ser mayor decide darte un lección y dice: “eres maravillosa y puedes tener al hombre que quieras pero ¡a este nooooooo!” (Aquí se oye música macabra y una  risa tenebrosa) ¡ha ha ha ha…!

2)    Un clavo saca a otro clavo No, no, no y noooo, como sea la primera motiva, pero esta frase te arroja a los brazos del carnicero, el pollero o tu compañero Godinez que jamás habrías mirado ni en tus sueños maaaas locos.

3)    El tiempo todo lo cura¡Uuffffff!  El tiempo solo da tiempo y es lo único que diré al respecto.

4)    There are so many fishes in the seaSobre ésta tengo mis dudas, pero es hermana siamesa de la frase del clavo. 

5)    La mejor venganza es ser feliz…Dudo que llegar a la oficina con los ojos llorosos y sin bañarse pueda traducirse en felicidad.  Peor aún si Chancleto ya anda con Celestina la de finanzas, y mucho peor si te enteras (porque siempre te vas a enterar) del bonito fin de semana que pasó en brazos de su nuevo amor en una cabaña en el bosque o en algún lugar romántico, al cual por cierto, nunca te llevó a ti.

Como dice Walter Riso, todas merecemos a una amiga que nos ame y nos mienta dulcemente, y nos diga cosas como: “tú eres lo más maravilloso del mundo y él vendrá arrastrándose pidiendo perdón”.  O, “amiga eres tan dulce, linda e inteligente que él no tardará mucho en darse cuenta de lo que perdió. Ya sea mañana, en tres meses o en cinco años. Así que amiguis trae tu silla que yo te acompaño”.  Total, de lo que se trata es de darle un abrazo al corazón partíooo.

worried-girl-413690_1920

Aunque yo digo que también serviría un balde de agua de realidad, tal como: “él se fue pero aquí estamos los que te amamos, así que decide ¿qué vamos a hacer?”  Para mí esto último tendría más sentido, pero seamos honestas, en ese momento de negación, angustia y desintoxicación nadie quiere escuchar eso.

Aun con todo esto la voy a hacer del abogado del diablo, porque estas frases las oímos una y otra vez y algunas veces aunque nos parecen malas hasta las repetimos, solo por no quedarnos calladas ante la pena que está pasando nuestra best friend forever

Si somos la amiga en desgracia y escuchamos alguna de estas frases, bien podríamos preguntarnos ¿qué significa esta frase para mi? Al menos así podríamos filtrar lo que está entrando en nuestra cabeza, y decidir si se queda, se va o solo brindamos por la persona que sacó el comentario mas popular de la noche.

Si estamos del otro lado y queremos dar una frase de aliento, preguntémonos realmente si lo que vamos a decir está sustentado desde nuestro corazón.

Las mujeres que así lo hacemos queremos consentir a nuestra amiga, consolarla y simplemente estar para ella. Creo que eso es un apoyo enorme y si lo hacemos desde el corazón y la conciencia seremos una hermosa compañía y el resultado puede ser fantástico.

Las frases cliché nunca fueron mis amigas, las odiaba y cuando alguien las decía me entraban por un oído y me salían por el otro, acompañadas del rechazo para quien las había  dicho. Hoy sin embargo, y en pleno uso de mis facultades mentales, confesaré que a muchas de estas frases les he encontrado un nuevo sentido y a varias hasta las avalaría ante notario.

Recuerdo a mi hermana Cuquita escuchándome llorar cuando rompí con mi novio Pancracio y diciéndome: “algún día conocerás a alguien mejor”. En ese momento no tuvo ningún sentido, yo lo quería a él, no quería a alguien mejor. Pero después de todo sí hubo luz al final del túnel, sí conocí a alguien mejor y esa frase resuena en mi cabeza hasta el día de hoy.

friends-1941580_960_720

Lorena Aguirre siempre dice: “la tristeza nos compra tiempo”, así que mi tristeza bien invertida me dio el tiempo necesario para entender que no sabía estar sola, que me sostenía de una pareja y que yo era esa parte de luz que tanto me gustaba de Pancracio. Hoy sin duda sé que conocí a alguien mejor, conocí a una mujer loca, cariñosa, dulce, a veces temerosa, seductora, fascinada por ayudar a otros, resiliente, claro que conocí a alguien mejor… me conocí a mí.

Nunca le pregunté a mi hermana a qué se refería con “conocer a alguien mejor…”  pero aprendí que a las frases hechas siempre se les puede volver a dar un nuevo significado., que podemos darle sentido a palabras que creíamos no tenían fuerza o valor, pero sobre todo que hay personas que te quieren, que no siempre tienen las palabras adecuadas de apoyo pero que hacen lo que pueden con lo que tienen.

Aprendí que en los momentos de dolor más vale tener a una amiga o una hermana Cuquita que te recuerden que pase lo que pase, estarán para apoyarte en tiempos difíciles, incluso aunque no sepan qué decirte…

Yo amo decir: “Todo pasa como tiene que pasar” ¿y para ti, cuál es tu frase cliché favorita?

También te puede interesar:

El Programa más grande y completo de Descubre con una duración de 11 meses, con 11 módulos, llamadas grupales, sesiones uno a uno con Lore, ejercicios de movimiento, clases con especialistas, y una comunidad única que te acompaña.

¿Ya lo conoces?

¡Iniciamos cada primavera!