fbpx

Felicidad contagiosa (parte 1)

El sábado pasado se casó Lucía, una de mis mejores amigas y una de las personas más importantes en mi vida. Como suelo ponerme muy cursi cuando hablo de la gente que quiero, sólo te diré que ha estado en mi vida en los momentos más difíciles y siempre ha sabido qué hacer, para mi es como una Mary Poppins – Olivia Pope que agradezco a Dios haber puesto en mi vida.

Pues resulta que yo estaba mucho más emocionada de lo que me imaginé que estaría. La vi con el vestido, las flores en el pelo, el anillo de compromiso… y me emocioné mucho. Estaba feliz, realmente contenta. Podría decirte que es la boda en la que más me he divertido en mucho tiempo. Y pensando en eso es que se me ocurrió ¿será posible que la felicidad de otros se convierta en una auténtica felicidad propia?

Todos tenemos “amiguis” en nuestras esferas de vida… sabes a lo que me refiero, sonreír en el pastel Godínez de la jefa, ir al baby shower de la hermana de la mejor amiga de tu cuñada… son cosas que hacemos casi automáticamente, que no tienen un impacto emocional duradero en nosotros pero a veces caemos en la trampa de pensar que momentos sociales son momentos de amistad. (twitéalo)

Piensa en la última vez que lloraste de emoción por algo que ni siquiera era tu propio logro, tu medalla, tu meta lograda… ¿ubicas un momento? ¿ubicas quién era el dueño o la dueña de ese momento? ¿Identificas las sensaciones que la felicidad de esa persona despertaron en ti?

Si no logras acordarte de alguna situación en particular, te voy a dar un tip:

Para vivir la felicidad de otros como propia, la persona feliz tiene que estar directamente relacionada con lo más íntimo de tu ser. (twitéalo)

Así es como su felicidad y la tuya se mezclan: cuando esa persona, la que festeja un logro, una alegría, una meta, conoce tus deseos, tus metas y tu “yo” más íntimo.

Así que la bolita para ti hoy es responder estas preguntas:

¿Sabes elegir a tus amigos?

¿Te sientes apoyad@ por ellas sin importar la situación?

¿Sabes elegir con inteligencia  y con corazón a quien tendrá el privilegio de conocer lo que hay dentro de tu alma?

No son pedradas, son preguntas fundamentales que me atrevo a lanzarte porque en el momento en el que yo empecé a hacérmelas, mi vida afectiva empezó a cambiar radicalmente. Y la tuya también lo hará cuando hagas la selección natural de tus amigos:

  • Ya no sentirás que tienes que decir, hacer, comprar o comportarte de determinada manera
  • No te sentirás vulnerable frente a ellos porque tú mism@ decidiste abrir tu alma
  • Dejarás de sentirte sól@ aunque esa tribu que llamas amigos estén lejos
  • Podrás decir en voz alta las cosas más ridículas, nerds, “inapropiadas” o filosóficas sin miedo a ser juzgad@
  • Descubrirás cómo es realmente tu risa más genuina y más escandalosa
  • Tendrás la fortuna de compartir momentos tan íntimos como el nacimiento de un hijo, la muerte de un padre, la crisis matrimonial y el “si acepto” de las personas que has elegido para que te acompañen como coprotagonistas en la vida.

Y mil maravillas más. 

 

Saber elegir con sabiduría y con alma a tus amigos es algo que te ayudará a ser una mejor persona, más noble, más sabia, más inteligente, más agradable, te enseña a disfrutar cosas que por ti mismo nunca hubieras descubierto… en fin, que los amigos son una bendición que no debemos desaprovechar. Pero ojo: BUENOS AMIGOS… no conocidos, recuerda que hay un par de almas de diferencia..

Este post lo dividiré en dos semanas, la próxima semana hablaremos de por qué a algunas personas les cuesta tanto trabajo abrir su alma y te daré algunos tips para elegir con sabiduría a tus amigos pero para eso te quiero dejar una tarea hoy, ¿la vas a hacer? ¡Te conviene!

Tarea

Haz una lista de las cosas que valoras en una persona para poder llamarla “amig@“

No es difícil, puede durar desde 10 minutos hasta una hora, dependiendo cuanto tiempo tengas y cuánto tiempo quieras dedicarle a este tema.

Haz tu lista, nos vemos la próxima semana

Besos!

 

 

 

Pd: Como siempre, te dejo mi mail por si quieres escribirme o preguntar algo, o hasta si quieres compartirme tu lista: lorena@educacionemocionaldescubre.com

También te puede interesar:

El Programa más grande y completo de Descubre con una duración de 11 meses, con 11 módulos, llamadas grupales, sesiones uno a uno con Lore, ejercicios de movimiento, clases con especialistas, y una comunidad única que te acompaña.

¿Ya lo conoces?

¡Iniciamos cada primavera!