mujer sexual

19 de junio, 2021

Mujer Sexual es el taller que encontró su nombre con más simpleza y profundidad al mismo tiempo.

Creo que si lograras definir y vivir de acuerdo con lo que para ti significa ser mujer y ser sexual, estarías en otro nivel de conciencia y vivirías una vida distinta.

Más segura.

Más placentera.

Con menos explicaciones para dar.

Te importaría menos la visión ajena y pulirías la tuya, cortando decenas de condicionamientos que te hacen verte como no eres.

Acceder a la fuerza de tu cuerpo, a la capacidad sanadora de tu placer y a la experiencia de ser sexual son pilares sobre los que tu desarrollo personal está basado.

Fotografía de Yohann LIBOT

Y en esta cultura recibimos mensajes muy contradictorios:

  • Nos venden sexo tántrico cuando ni siquiera nos sentimos dueñas de nuestro SI y nuestro NO en nuestro propio cuerpo.
  • Nos ofrecen vibradores con miles de funciones y niveles cuando no nos atrevemos a tocar con nuestros dedos esa anatomía que se siente lejana y rara pero se vende como “la tierra prometida”.
  • Nos ofrecen posiciones y lubricantes con textura y la verdad es que ni siquiera sabemos lo que nos gusta porque no nos ha dado tiempo o valentía para romper tabúes y descubrirlo.
  • Nos dicen que somos multiorgásmicas, que nuestro cuerpo femenino también eyacula y nos venden maneras de acceder a esa realidad cuando nos cuesta trabajo definir el placer y encontrarlo en nuestro día a día.

    ¿Ves lo que te digo?

No es que rechace el tantra o los vibradores. Creo que ser multiorgásmicas es un superpoder y que eyacular nos recuerda nuestra naturaleza salvaje… sólo digo que queremos aprender a volar cuando hemos estado con las alas amarradas desde siempre.

Y obvio, nos sentimos frustradas.

Fotografía de Ava Sol

Creo, y ya me dirás qué crees tú…

Creo que tenemos un anhelo tan grande y natural de conectar con las maravillas de nuestro cuerpo sexual que hemos estado buscando respuestas por donde podemos, por donde nos las ofrezcan y que suenen distintas a la culpa, la vergüenza y el fin “puro” del sexo que nos enseñaron a algunas: para tener hijos.

Amo eso de nosotras. Somos unas buscadoras de la Verdad.

Estamos dispuestas a romper las historias pecaminosas, pesadas, inciertas y llenas de vergüenza que nos han contado sobre “allí abajo” y sobre “hacerlo” con alguien.

Buscamos respuestas que se alejen de las enseñanzas de que:

El cuerpo femenino es “malo”.
O del tipo: “No malo, pero mejor no le pongas mucha atención porque puede ser origen de muchos problemas. Lo que importa es el alma, no el cuerpo y sus apetitos”. En realidad, lo que significa es que, si te haces dueña de tu cuerpo, eres más propensa a romper acuerdos patriarcales que sin haber firmado, acatas. Y vives una vida mucho más libre. Y la libertad personal a veces asusta a otros.

La masturbación es egoísta.
Menos mal que a mi ya no me tocó lo de los pelos en la mano, pero de todos modos, mal.

Hay mujeres de 40 años hoy que aún sienten mucha vergüenza al respecto y no pueden decir, mucho menos “ejecutar” masturbación ¿¿por?? Ah claro! Por el pesado manto de vergüenza y de su más reciente prima: “pobrecita como no tienes a alguien, pues ya te consuelas tú”

La vagina es sucia, y es más un mal necesario para reproducirte.
Como si quisieran que en vez de vagina tuviéramos un florero que desprende aroma brisa del mar o flores del campo. Y claro, el mensaje es que tu vagina (y vulva y CLITORIS y toda la belleza que está ahí acompañándola) no es tuya y no tienes acceso a nada de eso hasta que alguien explore y despierte esa zona de tu cuerpo para ti.

Fotografía de Ava Sol

El sexo en esta cultura es como una Tierra Prometida… edificada sobre arenas movedizas que tumba cada dos por tres un gigante torpe. O así de “seguros” se sienten los mensajes que recibimos.

Sobre el sexo recaen expectativas de:

  • sentirte bella y poderosa
  • ser mamá
  • alcanzar los más potentes orgasmos
  • volver loca de placer a una pareja
  • despertar tu sensualidad
  • experimentar posiciones y maneras distintas
  • que “logres” hazañas sexuales


¿Y dónde queda el disfrutarte, el explorarte, el estar plenamente consciente de ti durante todo el proceso para recibir información de lo que te hace sentir viva?

¿Por qué es que el sexo no atiende tanto a la presencia y al autoconocimiento sino al performance y al “resultado”?

mujer-sexual-descubre-mas-de-ti-5

Fotografía de Content Pixie

Fácil. Porque el sexo también se aprende. No sólo la ejecución, sino los conceptos y lo que nos hacen sentir esos conceptos.
Y lo que hemos aprendido ha sido súper confuso, culposo y alejado de nuestro cuerpo y placer.

Así que ahí andamos, buscando “metas” sexuales que no nos satisfacen aunque ganaramos las olimpiadas del sexo del año en curso.

Creo que muchas veces en la obsesión de alcanzar el orgasmo (ya no digamos el multiorgasmo prometido), de acabar el kamasutra en 4 semanas o de probar un vibrador nuevo cada semana… se nos ha fugado esa energía que precisamente estábamos buscando cultivar.

Quiero invitarte a este taller conmigo.

mujer sexual
Para que te reconozcas como una mujer que tiene la capacidad de sentir y provocar placer, que puede acceder a un estado de gozo en muchos sentidos solamente al estar conectada con su cuerpo y que conoce su cuerpo y la fuerza, sensualidad y capacidad orgásmica que posee.

Este taller es para ti si...

  • Te sientes desconectada de tu cuerpo, tu feminidad y tu sexualidad. Quieres dejar de sentir que tu sexualidad y tú son roomies que se hablan poco y que parecen ser un “mal necesario” para la otra, como siamesas malévolas.
  • Se te perdió en el calendario el día en que de pronto fue “cool” hablar de sexo y de posiciones sexuales y decirle vulva a la vulva y vagina a la vagina, y de pronto TANTA “honestidad sexual” te abruma, no porque le tengas miedo sino porque no sabes cómo hacerlo sin que se sienta raro.
  • Mueres de ganas y de antojo de eliminar el rechazo y el adormecimiento en tu sexualidad, tienes ganas de hacer las prácticas, leer los libros, tocarte, ser la dueña de tu placer… pero “algo” te lo impide y no logras identificar qué es.
  • No compras ese argumento de que el sexo con otra persona es el único “que cuenta” y aunque tampoco crees que sea la columna vertebral de tu personalidad adulta, si quieres madurar tu relación con tu sexualidad, tu cuerpo y toda tu anatomía femenina.
  • Tienes ganas de “acuerpar” tu energía femenina. La suavidad, la inclusión, la belleza, el caos y la integración de tus experiencias sin juzgar ninguna como mala y sin tener una “meta” de la mujer sexual en la que te tienes que convertir.

Mujer Sexual es para la mujer que SABE que su sexualidad le pertenece, que YA ES un portal de vida y placer y sólo quiere recordar, o descubrir por primera vez esa verdad que siente profundamente en sus huesos.

¿De qué va "Mujer Sexual"?

Creé este taller para acompañarte a recordar, aprender o reconectar con la naturaleza sexual de tu cuerpo, no sólo desde el sexo con alguien sino desde el placer, la corporalidad y la sensorialidad.

Mi intención es darte herramientas para regresar a tu cuerpo, tu placer y tu fuerza vital a través de tu sexualidad entendida a través de los ojos de 4 arquetipos femeninos básicos para despertar: el juego y la curiosidad, la creatividad y el placer, la sensibilidad y la deshinibición; y la apertura y la presencia.

¿¿Apoco no suena padrísimo?? Así se me presentó el taller y yo pos le hago caso.

Mujer Sexual son 8 semanas de trabajo en tu sexualidad en toda la extensión de la palabra a través de:

  • Clases breves para abordar “teóricamente” los temas que buscamos sanar
  • Prácticas corporales para aterrizar en tu cuerpo
  • Visualizaciones y meditaciones para conectar contigo
  • Mesas redondas conmigo y con otras mujeres para aligerar el peso de muchos tabúes que venimos cargando
  • Coachings grupales conmigo
  • Un espacio (no FB) para compartir tu experiencia dentro del taller.

¿Cuánto cuesta?

Por única vez, y por ser la primera generación:

Es momento de despertar tu sexualidad para ti, de disfrutarte en todos los ámbitos de tu vida, y de explorar esa capacidad orgásmica para tu beneficio.

Empezamos el 19 de julio.

¡Te veo del otro lado!