Membresía

Cíclicas

Hola, hermana!

Si yo te preguntara qué es lo que más deseas en este momento, ¿qué me contestarías?

¿Lo sabes con claridad cristalina?

¿Tu corazón palpita más rápido cuando lo piensas?

¿O más bien no?

¿O si, pero no tienes idea cómo llegar allá?

Hemos crecido en un entorno que nos dice muchas cosas negativas de nosotras, de nuestra esencia y que nos hace desconfiar DE NOSOTRAS MISMAS.

Un entorno que sigue reforzándonos que estamos “locas”, que no somos de fiar y que somos flojas porque no seguimos una única rutina estricta y lineal para todas las partes de nuestra vida.

Y nos sentimos cada vez más débiles, más solas, más desconectadas de nosotras mismas… a pesar de estar haciendo lo que “deberíamos estar haciendo”.

Seguimos las recetas, los tips y las rutinas…

Todas estas reglas de “cómo debes ser” son en realidad maneras más sofisticadas para domarte.

Y aunque el alma femenina es enemiga de ser domada, lo hemos sido por mucho tiempo.

Por generaciones.

Por siglos!

Obedeciendo reglas

Riéndonos “bajito”

Cerrando las piernas (en todos los sentidos)

Priorizando las necesidades de otros por encima de las nuestras

Eso nos da puntos dentro del sistema.

No hagas ruido

Complace para que te quieran

Sé “disciplinada” siguiendo MIS reglas

No te cuestiones mucho, te puedes confundir a ti misma.

Pórtate bien

Vístete bien

Come bien

Sé una buena amiga

Sé una buena hermana y una buena hija, y por supuesto se una esposa y madre ejemplar.

El problema aquí es que nadie nos dice que significa ser “buena” y peor… que las definiciones y ejemplos de bondad que tenemos al alcance de nuestra memoria sólo sirven para hacernos chiquitas, utilitarias (vales por lo que haces para mi) y nos lleva cada vez más lejos de nuestra esencia, cada vez más ausentes de alma, cada vez llamándonos a buscar aprobación afuera.

¿Estoy haciéndolo bien?

¿Tú qué dices?

¿Pero a ti te gusta?

¿Todavía me quieres?

¿Te puedo ayudar en algo más?

¡No es de extrañar que estemos tan agotadas, tan ansiosas y tan llenas de dudas sobre nosotras mismas!

Es el sistema que no ha pensado en nosotras.

¿Cuál sistema?

Todos los que nos tocan: social, cultural, político, médico, familiar, legal, religioso, educativo… tú elige uno y verás que todos están configurados sin pensar en ti, para que tú seas la que obedece y si no… la que sabe que se merece un castigo.

Mi ideal sería que estuviéramos rodeadas de sistemas configurados para sentirnos libres, para que te encuentres, para que confíes en ti y seas tu soporte, tu porrista, la que apuesta por ti porque SABE de lo que eres capaz. 

De sistemas cíclicos, con espacio para la creatividad, para la intuición, para explorar sin miedo…

Y la verdad es que nadie los va a hacer por nosotras.

Quiero que Cíclicas sea ese espacio para ti.

Quiero que sea un refugio, un cargador de batería interna y un espejo de todas las cosas que eres y en las que tienes la capacidad de convertirte.

Que tengamos un lugar seguro, libre de juicios, libre de pretensiones sobre cómo debes ser, cómo te debes comportar y que debes decir. Un espacio para sentir, para ir con pausa, para compartir en una comunidad segura.

Mi intención es que Cíclicas sea un espacio sagrado para ti y para mí, para que podamos compartir quiénes somos de verdad.

Nuestras inquietudes, nuestros deseos, nuestras celebraciones, nuestras risas, Eso que han etiquetado como “demasiado” en otros ámbitos de tu vida.

En Cíclicas no eres demasiado.

Eres un ser individual sin instructivo, sin reglas, que lo que busca es aprender a gobernarse a sí misma, a ser su propia madre, terapeuta, enfermera, cuidadora, mentora y porrista.

Creo firmemente que tienes todas esas cualidades en ti, sólo se trata de darte el tiempo, el espacio y la compañía para re-descubrirlas.

El esquema es sencillo… un tema a la vez, para ir explorando desde la tranquilidad y el gozo cómo te sientes respecto a ese tema, qué auto-actualización quieres poner en marcha, qué cambios y de qué maneras necesitas iniciarlos… preguntando su opinión a todas las partes de ti, y claro, con ayuda de tu ciclicidad como regalo y no como “carga incapacitante”.

Cíclicas es una membresía, y funciona así:

Cada luna nueva, abrimos un tema relacionado con el tu desarrollo personal: cuerpo, mente, alma y emociones… esta membresía sigue mucho el esquema temático de Emociones Educadas así que no descartes que en el futuro habrá temas mensuales de sexualidad, límites y relaciones maduras. Lo que haga falta para que tú crees un sistema que te soporte y te ayude a conocerte mejor y defenderte a ti misma.

¿Qué puedes esperar?

Comunidad, ejercicios para desarrollar tu autocompasión, momentos para retomar el arte perdido de la celebración y espacios para la conexión con tu cuerpo y alma.

Ah... y un tema al que puedas darle vueltas desde el gozo. Vas a encontrar:

Para tu mente:
Una clase/artículo para hablar del tema del mes
Clases invitadas

Para tu cuerpo:
Ejercicios psicocorporales con Gaby Luna
Breaks para relajar tu sistema nervioso, ejercicios de presencia plena

Para tus emociones:
Café-Coaching grupal una vez al mes
Pautas para journaling o para compartir en el grupo lo que el tema te hace sentir

Para tu alma:
Rituales de luna a cargo de Ale Villegas
Una visualización, meditación o “vitamina para el alma” correspondiente al tema del mes

  • + invitaciones para hacer algo “tridimensional” (no digital) que te estaré haciendo en diferentes estaciones… para bajar el ritmo, para compartir con las demás tu talento.
  • Acceso a nuestra comunidad exclusiva para esta membresía.

No será TODO CADA MES, porque la idea es que sea simple y disfrutable, pero combinaciones y al menos una medicina de cada una por mes.

Cíclicas dará inicio...

Con cada inicio de estación.
La palabra clave de esta membresía es “saborear”. Un tema, una meditación, un ejercicio para aclararte el tema, y avanzar a tu ritmo, respetando tu esencia.

Cíclicas se trata de romper con el ciclo de quedarnos chiquitas para no incómodar.


Recordar que eres cíclica es, por definición, la manera de quitarte las etiquetas de “loca”, desequilibrada y que no sabes lo que quieres. No eres nada de eso, eres Cíclica y eso es un regalo que aún no nos han explicado lo suficiente.

Tu inversión

¿Qué temas toca Cíclicas?

En Cíclicas hablamos de todo lo que tiene que ver con que seas una mujer cíclica (que tendría que ser un pleonasmo pero, para allá vamos), hablamos de tu cuerpo femenino, tu ciclicidad, de la desarrollar el placer de sentir y de sentirte, de la delicia de tu sensualidad, el gozo de hacer las cosas lento, dar espacio a tu sombra, permitirte sentir, hacerte amiga de tu mente y diferenciarla de tu ego, revisar tus relaciones nutritivas y alinear tu vida a quien tú eres.

Preguntas que podrías tener

Como tu suscripción al gimnasio o a Netflix. Se hará un cargo mensual a tu cuenta de Paypal que te dará acceso a todos los contenidos de la membresía. El número de día que te suscribiste a Cíclicas serán tus días de pago.

La entrada, por otro lado, no está abierta a cada vez que quieras hacerlo, simplemente por cuestión de continuidad y energía del grupo. Si de pronto tenemos todo un grupo nuevo, no podemos seguir construyendo sobre lo que dijimos el mes pasado. Las inscripciones a este programa de educación continua sólo estarán abiertas en junio y tal vez una vez más durante los próximos meses.

Si y no.

Puedes salir cuando tú quieras, sólo nos avisas, cancelamos tu perfil y se acabó, sin que tengas que darnos explicaciones eternas, ni comprobar que hiciste todas las actividades, ni pedir autorización firmada ante notario, sólo te pedimos que lo hagas al menos dos semanas antes de que tu membresía se renueve porque #sistemas y a veces se tardan en procesar las cancelaciones.

La entrada, por otro lado, no está abierta a cada vez que quieras hacerlo, simplemente por cuestión de continuidad y energía del grupo. Si de pronto tenemos todo un grupo nuevo, no podemos seguir construyendo sobre lo que dijimos el mes pasado. Las inscripciones a este programa de educación continua sólo estarán abiertas en junio y tal vez una vez más durante los próximos meses.

No.

Si pudiéramos vivirlo no digitalmente, Cíclicas sería un desayuno al que te invito cada mes. 

Nadie tiene los mismos platos del mes pasado.

Así será en estos temas. 

Nos sumergimos un mes en un contenido para que lo escuches, lo vivas y LO DISFRUTES, y luego seguimos avanzando. Eso nos garantiza estar presentes en lo que estamos y no sentirnos “atrasadas” con el mes pasado.

Significa que además de todo lo que mencionamos en esta página que incluye tu membresía, también tienes el acceso a los círculos de sororidad de cada estación.

Los círculos de sororidad son sesiones virtuales deliciosas en donde nos reunimos para tomar lecciones de la naturaleza que nos da a través de nuestro cuerpo y nuestra intuición.

Si quieres saber un poco más de estos círculos, ve a www.descubremasdeti.com/circulo

Si tienes otra pregunta por favor mándala a info@descubremadeti.com

Muero de ganas de explorar contigo los temas que nos interesan, desde una perspectiva de autocompasión, sororidad y feminismo… porque los sistemas que nos harán brillar y nos darán confianza no nos los dará nadie, los armaremos piedra a piedra, juntas.

Te mando un abrazo! Espero verte en esta Membresía para darte un abrazo virtual grandotote!

Inscríbete aquí

Aprovecha la opción de pago extendido
para la generación 2022

Inscríbete hoy