Cuando la gente me pregunta a qué me dedico, les digo que le ayudo a las mujeres a quererse más y ser más felices.

Pero lo que realmente quiero decir es…

Trabajo con las mejores personas de este planeta porque a la par que les enseño a vivir una vida plena, ellas me enseñan a disfrutar y dar gracias por todo lo que tengo.

Y lo que de veras, de veras quiero decir es:

 

A veces estoy tan ocupada grabando podcasts y diseñando contenido nuevo que me baño hasta las 6 de la tarde…

Amo lo que hago de una manera que a veces se siente culpable porque es tan delicioso que tiene que ser pecado o engordar…

Creo que las mujeres y la fuerza femenina cambiarán este mundo y lo harán mucho más amable, bello y honesto.

Por eso trabajo con ellas, para que esa fuerza de la que son portadoras, se ponga en práctica y juntas hagamos magia.

Soy Lorena Aguirre y enseñarles a las mujeres a vivir la vida que sueñan y a enamorarse de ellas mismas es mi pasión más grande.

Trabajo con mujeres.

Que tienen un enorme antojo por empezar a disfrutar lo que tienen y ansían dejar de estar buscando la perfección en todo y en todos.

Que por un momento quieren escuchar su voz y dejar de escuchar opiniones ajenas o consejos sobre cómo deben vivir su vida.

Que tienen muchas ganas de sentir, de amar, de vivir la vida bajo sus reglas y no unas que no les hagan sentido y sólo cumplan por quedar bien.

Ganas de crear conexiones profundas con gente que las nutra y a la que ellas puedan cuidar sin sentir que están dando de más.

Que necesitan un espacio para darse la oportunidad de equivocarse y de aprender de sus errores en vez de castigarse eternamente por sus malas decisiones

Que quieren amar su cuerpo y su persona de la manera más sana y más enriquecedora, no sólo por una apariencia con la que cumplir.

Mujeres que quieren más de la vida.

A esas mujeres, les recuerdo que son increíbles por ser cómo son, que no tienen que hacer nada fuera de lo común ni someterse a cambios extremos, dietas tontas o hacer maestrías en relaciones e inteligencia emocional para merecerse una vida deliciosa.

Las convenzo de que lo único que tienen que hacer es ser más ellas, y para eso tienen que conocerse, entenderse y valorarse primero.

 

Les enseño a generar sus propios estándares de belleza, de amor y de felicidad mientras las salpico de un poco de espiritualidad, humor y un pensamiento lógico que les haga sentido y las convenza de que son como son por algo y que nada es coincidencia.

Aunque Descubre como empresa lleva dos años existiendo, su mamá (o sea, yo mera) tiene más de 8 años involucrada en procesos de desarrollo personal en consultoría, empresa y clínica.

He trabajado con niños, adolescentes, papás, empleados y mujeres enseñándoles a reconocer lo mejor de ellos. Mi formación como pedagoga y neuropsicóloga me da las herramientas para hacerlo (no es por nada) bastante bien.

Cuando no estoy grabando podcasts o planeando el siguiente regalo para mi lista (a la que, por cierto, puedes acceder aquí), estoy dando clases a adolescentes de preparatoria o en mi oficina trabajando uno a uno con alumnas del Programa VIP.

Y hasta ahí mi vida profesional.

¿Quieres saber más de mi?

Ya me caes bien.

 

Yo también soy muuuuy curiosa.

Mi mamá me pintó un cuadro de una niña abriendo un regalo y dijo “esa eres tú”, siempre estás abriendo todo.

Así que si quieres saber más de mi o si no le quieres dar “cerrar” a la página, o si tienes tiempo entre ahora y tu siguiente actividad…

Aquí hay 11 datos sobre mi:

 

1. Soy la primera de 3 hermanos y cada uno nos llevamos 7 años, o sea que a mi hermano más chico le llevo 14 años.

2. Me gusta el inglés, a veces me hablo a mi misma o rezo en ese idioma, me encanta como suena. Pero el gringo, no el inglés.

3. Soy una igualada. No me gustan las formalidades (aunque las conozco y las sé seguir si no me queda de otra) pero cosas como llamar a alguien por su título profesional o hablarte de usted… me empieza a dar urticaria.

4. No puedo vivir sin spotify. Me encanta, y ahora que descubrí que puedes agregar a tus playlists canciones que no están en su base de datos, más.

5. Viví un semestre en Pamplona, España (no me tocó San Fermines, #SadStory) en un departamento con una amiga de Colombia, una de Aguascalientes y otra de Culiacán. Todavía se me salen algunos tonitos culichis por culpa de Adriana.

6. Odio las telenovelas, siento mis neuronas morir con cada capítulo, pero es otra historia con las series de Gema R. Neira o de Shonda Rhimes. Soy fan.

7. No sé andar en bici y no me gusta ir a Six Flags. En la rara ocasión en que eso pasa, yo soy, como dice una alumna “la que cuida los suéteres”

8. Decidí vivir sin cafeína y soy muy feliz con mis tés de frutas peeero, cuando llega noviembre y Starbucks vuelve a sacar el Toffee nut latte, tengo que controlarme a mi misma para no tomar uno (o dos) diarios.

9. Es muy común que llore con los trailers, los comerciales o los increíbles minivideos antes de las películas de pixar. El niño de las estrellas y el de los volcanes me encantaron.

10. Me encanta leer, aunque cada vez tengo menos tiempo para eso y opto por escuchar la versión en audio. Soy fan máxima de Harry Potter, fui a la premier del libro 5 a las 12 de la noche, me formé por mucho tiempo para comprar el libro 6 y leí el 7 en dos días.

11. Y hablando de Harry Potter, en mis primeros años en la universidad, Fui escritora de fanfictions (tomas a los personajes de alguien más y los metes en una historia original tuya) y tengo perdidas en la web un par de historias románticas y dramáticas que algún día retomaré.

¿Quieres trabajar conmigo?

 

Súper! Aquí te digo cómo

1
6
La lista
4
3